lunes, 9 de abril de 2007

Vamos de nuevo...


Gente, hoy les quiero hablar sobre lo rápido que pasan las cosas que se esperan con tantas ansias. Sí, estoy hablando de las vacaciones o días libres, en este caso particular: La Semana Santa. Es la semana más esperada desde que volvemos al trabajo o clases después del fin de año. No pasamos un solo día sin ver el calendario y darnos cuenta que cada vez falta menos para esta semana. Cada uno hace lo que quiera en esta semana(enfatizo en la perdida de valores que se da con el transcurso de los años, en lo que respecta a la semana mayor), por ejemplo: yo no acostumbro a irme de vacaciones en esta época; soy de Santo Domingo de Heredia y aquí muchas personas todavía disfrutan de ir a las procesiones, misas y otros.

Ahora, el primer día de la Semana Santa piensa uno en todo lo que le queda libre, planea cosas que nunca hacemos y nos "preocupamos" por tareas que de fijo sabemos que no las vamos a terminar. El resto de la semana en lo que se piensa es en que los días libres se nos están terminando y ya casi es Domingo por la noche(o sea se acabaron las vacaciones). Ayer me planteaba la pregunta de ¿qué habría pasado si Jesús resucitara al décimo día y no al tercero? jaja, tendríamos 2 semanas libres (no se me ofendan, planteo esto con el mayor de los respetos).

En resúmen, se nos acabaron las vacaciones y hoy regresamos a los quehaceres diarios. Ahora no nos queda más que pensar en el próximo Lunes que para muchos es feriado. Esperando que hayan disfrutado de la semana pasada, se despide Oskr, osea, yo!!!

6 comentarios:

Francisco Duran dijo...

los dias libres nunca son suficientes...

podrian darlos 3 meses de vacaciones seguidos y de igual manera nunca alcanzarian para hacer todo lo que uno siempre tiene en mente.

pero ni modo... a ponerle porque usualmente estos meses se empiezan a poner cada vez mas dificiles...

Carlos Guzman dijo...

time management, lo que nos falta a todos...
ah! y otro trabajo con más días libres...
saludos

Onironauta dijo...

pues ya se terminó

el chavalo dijo...

Tiene razon Francisco, los días de vacaciones no alcanzan NUNCA, aunque sean 6 meses. Pero si tuvieramos 6 meses de vacaciones correriamos el riesgo de volver al trabajo deseosos de bretear.

Somos extraños: Si trabajamos (o estudiamos) estamos deseando que lleguen las vacaciones, pero si estamos en vacaciones por mucho rato, deseamos volver al trabajo (o estudio)

Harol dijo...

Jajajaja mae dem cierto!!! tenia mil cosas que hacer en SS y ni una hice =P. Lo peor de todo es que ni sé en que se me fue el tiempo... =S

O.A.S. dijo...

N'hombres... ¡¡Yo pasé toa toa la Semana Santa estudiando y haciendo bretes!!

¿PUEDEN CREERLO?

¡¡Pero ni el viernes descansé, y eso que no dejé nada para lo último, y no lo he terminado!!

Sniff, sniff